Descubren siete restos prehispánicos en Ollantaytambo (parque arqueológico de Machu Picchu)

Siete restos funerarios pre incas, pertenecientes a individuos de la cultura Killke, fueron descubiertos por técnicos de la Dirección Regional de Cultura de Cusco, en el kilometro 83 de la vía Cusco-Ollantaytambo-Machu Picchu.

La zona de trabajo se ubica en alrededores del nevado más conocido como La Verónica.

De acuerdo a la versión del arqueólogo Francisco Huarcaya Quispe, integrante del Proyecto Especial de Investigación de Salapunku, se sabe que los restos pertenecen a individuos de 28 a 30 años,  que habitaron en el parque arqueológico de Machu Picchu, 700 años antes de que se asentara la civilización inca.

El investigador, asimismo, dijo que los contextos funerarios corresponderían a siete artesanos de la cultura Killke porque junto a ellos se hallaron restos de arcilla y cerámicas ( fueron descubiertos en el conjunto de Salapunku, que forma parte del parque arqueológico de Machu Picchu.)

El hallazgo se produjo cuando especialistas de la Dirección Regional de Cultura (DRC) de Cusco realizaban trabajos de investigación en el sector Hatunkacca, en las faldas del nevado La Verónica, a 2,631 metros sobre el nivel del mar, en la provincia cusqueña de Urubamba.

Francisco Huarcaya Quispe, arqueólogo y director del proyecto de investigación, explicó a la Agencia Andina que tres de los entierros están “abiertos” y se observan cráneos, costillas y, huesos largos, algunos desarticulados. Los otros cuatro continúan sellados y se presume que los restos corresponden a pobladores cuyas edades oscilaban entre los 28 y 40 años.

Precisó que junto a las osamentas se hallaronfragmentos de cerámica, huesos de camélidos y cuyes, restos de maíz quemado y herramientas líticas empleadas para la caza de venados, vicuñas y aves como la perdiz.

Los contextos tienen base y estructura circulares, son de 50 centímetros de diámetro por 80 de profundidad,según el especialista, quien indicó que por datos históricos se sabe que la cultura Killque (750 d.C.) hacía este tipo de entierros, bajo la idea de que volverían al lugar donde nacieron.

Actualmente el personal de la DRC realiza labores de exhumación. Los restos serán trasladados al gabinete de antropología para practicarles análisis que permitan determinar el sexo, la edad y las patologías que padecieron los antiguos pobladores.

El director regional de Cultura, David Ugarte Vega-Centeno, destacó la importancia de este descubrimiento y aseguró que su sector impulsará la investigación con mayor presupuesto y el fortalecimiento del Plan Maestro de Machu Picchu.

 

Fuente: RPP, Peru21

image_pdfimage_print

Deja un comentario