Cusco: Ruta Milenaria

cusco-ciudadLa sola idea de viajar al Cusco, reencontrarnos con la extraordinaria civilización inca, recorrer sus fortalezas, puentes y tambos, le da otra dimensión a nuestra travesía. Y es que la capital del Tahuantinsuyo, sin duda alguna, alberga una energía especial que se siente cuando uno transita sus calles, en el centro de la ciudad, o recorre sus impresionantes caminos de piedra, si sale de su perímetro urbano.

Pero, sea uno u otro el rumbo que emprenda el visitante, la magia está siempre presente, prendida a ese cielo diáfano, intensamente azul, que caracteriza al destino, uno de los más visitados. Los atractivos saltan a la vista: la arquitectura, la cultura, el folclor y esa idiosincrasia nueva que se va gestando a partir de la concentración de turistas nacionales y foráneos.

El Cusco alberga a ciudadanos de todas las razas y todas las sangres y, quizá, esa convivencia, con tantos matices y rasgos culturales, lo hacen un lugar único, que nadie debe perderse.

En el Cusco, las empresas de turismo han diseñado un mapa que comprende seis rutas. Igual número de tours se ofrecen entonces en una franca competencia para llevar a los cientos de turistas que visitan la ciudad y acercarlos, de algún modo, a esa cultura milenaria.

tipon_9Uno de esos tours es el denominado Valle Sur, que incluye a Tipón, Pikillaqta y Andahuaylillas. No es una ruta más, es un recorrido fabuloso que nos lleva por impresionantes paisajes naturales, por la arquitectura inca de Tipón, la arquitectura preínca y wari de Pikillacta y por la presencia colonial, religiosa, de Andahuaylillas, donde su bello templo es conocido como la Capilla Sixtina de América.

En este recorrido, la experiencia se convierte en un acto vital. El contacto con las comunidades cusqueñas es permanente y nos permite rescatar, de primera mano, las costumbres, las vivencias y las leyendas que circulan desde siempre entre la población, vinculadas al campo, a las creencias y a las iestas, que son frecuentes y ruidosas.

Como parte de la parafernalia de las celebraciones, la cocina es la más celebrada y eso se puede comprobar en el distrito de Saylla o en Huasao –denominada Capital del Esoterismo Andino–, donde se come generosamente.

Las chicharronerías del lugar son, desde siempre, estancias obligadas de visita, aunque el comensal puede también optar por el siempre ponderado cuy al horno, la festiva trucha frita o el alimenticio tarpuy uchu, un plato tradicional que lleva cuy, quinua, tarwi y torrejitas de calabaza, entre otros productos de origen local.

image_pdfimage_print

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *