Cusco: Colocación de estatua de inca no fue ilícita según fiscal

VERSIÓN. Juan Ccopa indica que denuncia, hoy en apelación, no tiene sustento. Esto pese a que dos peritajes lo contradicen.

Haydee Meza.
Cusco.
El titular de la Tercera Fiscalía Penal Corporativa de Cusco, Juan Manuel Ccopa Maita, indicó que durante la investigación de la denuncia por atentado contra el patrimonio cultural, contra el alcalde de Cusco, Luis Flórez García, y otros funcionarios, no se hallaron pruebas que demuestren la comisión de delitos. La acusación, actualmente archivada, se interpuso por la colocación inconsulta de la estatua de un inca sobre la pileta de la Plaza Mayor, en 2011.
A decir de Ccopa Maita, la colocación de la efigie no está calificada como delito en el Código Penal; por ende, no hay atentado al patrimonio cultural. “No podemos atribuirle a los investigados la autoría de los delitos contra el patrimonio porque en este caso no hubo destrucción, alteración o extracción. Estos son verbos rectores de un delito”, explicó.
Sin embargo, la percepción del fiscal contrasta con el peritaje de parte del caso, que estuvo cargo de la arquitecta Maruja Manuela Villena Marroquín. La especialista concluye que la estatua rompe de manera categórica la arquitectura de la Plaza de Armas. De igual forma, el arquitecto Adolfo Saloma encontró en su pericia arquitectónica que “desde el punto de vista urbanístico se ha alterado de manera relevante el contexto del bien cultural y la intangibilidad de la pileta y la plaza”.
DESESTIMA ACUSACIÓN
A pesar de ello, el fiscal opina que la denuncia realizada por el ciudadano Justino Ayma, por la presunta comisión de los delitos contra el patrimonio, peculado en su modalidad de malversación de fondos, omisión de denuncia y delitos contra la administración de personas jurídicas, “no tiene sustento e inclusive no debió ser admitida por la Fiscalía”.
“La acusación no tiene un objetivo y no está debidamente direccionada. Es una denuncia verbal que el señor Justino Ayma formuló porque el municipio ha colocado la estatua de forma inconsulta. Los colegas que me antecedieron en el cargo la admitieron; sin embargo, yo la hubiese denegado de plano. No podemos perder el tiempo con investigaciones improductivas e innecesarias”, dijo.
Al ser consultado si no se alteró la Plaza Mayor, comparada con la que la Unesco declaró como Patrimonio Cultural de la Humanidad en 1983, el fiscal señaló que esos detalles no se valoraron por tratarse de una investigación preliminar.
El fiscal alegó además que el archivo de la denuncia se sustenta en las conclusiones de peritajes realizados en la investigación preliminar. Uno de ellos estuvo a cargo de la arqueóloga Carmela Cáceres Silva, quien determina que la colocación de la efigie no rompe la arquitectura integral de la Plaza Mayor.
Asimismo señaló que no se cometió delito de malversación de fondos en Cosituc, al destinar 98 mil soles para la elaboración de la estatua. Ccopa Maita descartó el hecho a pesar de que la Ley del Boleto Turístico señala que Cosituc es un ente recaudador y no ejecutor.
Para el asesor jurídico de la Dirección Desconcentrada de Cultura Cusco, Omar Baca, la Fiscalía archivó la denuncia penal solo en base a un peritaje arqueológico y no se tomó en cuenta el peritaje de arquitectura que permitiría determinar la comisión del ilícito penal.

  • Región Sur
  • Ministerio de Cultura
  • Ministerio Público
  • PNP
  • UNESCO
  • municipalidad del cusco

Ver en Web

image_pdfimage_print