Controversia sobre qué hacer con muros inca hallados en Cusco

Polarizado. El hallazgo de muros incas y escalinatas entre las calles de Mantas y Espinar, a pocos metros de la Plaza Mayor de la Ciudad Imperial ha generado dos posiciones. Un sector de la población cusqueña sostiene que el reciente descubrimiento se debe poner en valor y otro opina que se debe sepultar el pasado para continuar como vía peatonal y vehicular como funcionaba antes de su intervención.

Autoridad. Sin embargo, corresponde a la Dirección Desconcentrada de Cultura Cusco dar una opinión técnica para determinar la suerte de este patrimonio cultural.

Los integrantes de la Comisión de Juristas de Cusco, ayer por la mañana protagonizaron un plantón en la obra y proponen se aperture un proyecto de investigación multidisciplinario, que no se muevan las piezas líticas sin antes ser sometidas al proceso de anastilosis y que se proceda a debate el destino que se le dará a los vestigios encontrados como: un muro y una escalinata de factura inca, un canal de agua colonial y fragmentos de cerámica hecha a base de arcilla.

T’ika Luizar Obregón, integrante de la comisión, lamentó la ausencia de personal técnico de la entidad Cultural durante los trabajos que realiza la Municipalidad Provincial del Cusco en ese sector.

Reveló que desde el hallazgo los obreros de la comuna edil seguían utilizando barretas, picos, palas y hasta maquinaria pesada. “Las intervenciones no pueden ser tan burdas, se debe hacer en presencia de especialistas de Cultura y utilizar otro tipo de herramientas para los trabajos”, enfatizó.

Por su parte el Coordinador del área de Certificaciones de la DDCC, arqueólogo, Luis Cuba Peña, aseguró que desde el inicio de obras en dichas calles, la entidad Cultural hizo monitoreo permanente junto con la arqueóloga de la municipalidad. Tal es así que están en pleno proceso de registro de evidencias para luego dar una explicación coherente.

“A medida que van removiendo la tierra van apareciendo nuevas evidencias”, dijo, tras señalar que los comentarios sobre un traslado a la deriva de la piezas líticas, son por desconocimiento.

Reveló además que la alteración del patrimonio se dio hace mucho tiempo. “Hemos observado elementos líticos descontextualizados que son ajenos a la época inca. Hay una superposición de varias etapas (inca, colonial y republicano), una muestra es que existen instalaciones subterráneas, la misma bóveda del encauzamiento del río Shapy”, señaló.

El hallazgo se produjo como consecuencia de la remoción de tierra que hacían obreros de la municipalidad como parte de la obra de mejoramiento de la transitabilidad vehicular y peatonal en las referidas calles del Centro Histórico.

image_pdfimage_print