COLLUD- ZARPÁN: La Capital Teocrática

Ubicado un kilómetro al noroeste de cerro Ventarrón, en el centro del valle, está conformado por dos grandes montículos irregulares ligeramente separados, Zarpán al este y Collud al oeste. Ambos tienen magnitud y orientación semejantes (25° azimut). Nuestra investigación ha descubierto parcialmente edificaciones monumentales con plataformas, escalinatas y magníficos acabados de fachadas y decoraciones murales. Estos templos que debieron conformar la capital teocrática del valle el estadio Formativo, se encontraban sepultados bajo rellenos de arena, escombros de erosión y construcciones de culturas posteriores.

Los complejos de Cerro Ventarrón y Collud-Zarpán: del Precerámico al Formativo en el valle de Lambayeque

Las investigaciones arqueológicas en el área del cerro Ventarrón y el complejo Collud-Zarpán, iniciadas en 2007, han permitido conocer las características del origen y florecimiento de la civilización en el valle de Lambayeque. El Templo o Huaca Ventarrón, ubicado al pie de la elevación del mismo nombre, fue el núcleo de un primigenio centro ceremonial cuya fase inicial ha sido fechada alrededor de 2035 a 2300 A.C. En esta zona también se ubica el sitio de Arenal, situado en la falda suroeste de cerro Ventarrón. Este conjunto presenta alrededor de 1 kilómetro cuadrado de arquitectura monumental del Periodo Arcaico. Por su parte, durante el Periodo Formativo —y, tal vez, desde el Periodo Inicial—, el complejo Collud-Zarpán, localizado al noroeste de Huaca Ventarrón, constituyó la capital teocrática del valle y abarcó más de 2 kilómetros cuadrados de arquitectura ceremonial repartida entre dos montículos alineados en sentido Este-Oeste.

Los templos de Collud

collud_zarpancollud_zarpanLas prospecciones realizadas por miembros del proyecto e informaciones de pobladores, permitieron identificar al extremo noreste de Collud un paramento de grandes bloques de piedra que estaba siendo destruido y otro más alto adobes cilíndricos. Las excavaciones iniciadas el año 2007 lograron descubrir bajo metros de arena, uno  de los templos principales; la monumental plataforma alcanzaría 70 metros de frente por 170 de largo, con fachada de tres niveles escalonados de dos metros de altura y 3.5 de separación cada uno, en el frontis destaca una escalinata de 25 pasos y 25 metros de ancho. Hoy sabemos que el muro de piedra había cubierto el gigantesco templo de adobes. Este modelo arquitectónico con escalinata central se repitió en otros templos de la época en la región nororiental del Perú. En la parte central del atrio se ubicó la plataforma culminante, alineada en el eje de la escalinata principal.

Durante la temporada 2008-2009 se hicieron excavaciones en el sector suroeste, en una calle del centro poblado, se encontraron evidencias de un templo con frente escalonado de tres niveles, con características arquitectónicas semejantes al templo principal. A esta construcción de adobe cilíndrico se superpuso un muro de piedra, que correspondería a la influencia Chavín. Al extremo suroeste también se encontraron evidencias arquitectónicas del Formativo, recuperándose fragmentos de cerámica pertenecientes a estilos de la época.

image_pdfimage_print

Deja un comentario