Científicos descubren que momia peruana de Mujer de Chancay guardaba en sus manos dos dientes de leche

Un análisis practicado con un moderno equipo de tomografía ha hecho posible descubrir que la “Mujer de Chancay”, momia de una mujer que vivió hace más de 600 años en el Perú, fue sepultada llevando en sus manos dos dientes de leche, rito hasta ahora desconocido por los estudiosos.

La investigación fue realizada en la clínica Universitaria de Mannheim, por especialistas alemanes, comandados por el doctor Wilfried Rosendahl, quien informó al diario alemán Bild sobre el singular hallazgo.

El científico detalló que la momia, quien tiene los brazos cruzados y cubiertos con un manto, sostiene en cada mano un diente de leche, que probablemente pertenecieron a sus hijos.

La civilización Chancay se desarrolló entre los valles de Chancay, Chillón, Rímac y Lurín, en la costa central del Perú, entre los años 1200 y 1470 después de Cristo.

Tuvo su origen en la disolución de la cultura Wari. Sus pobladores eran pescadores pero también destacaron por la producción textil.

La momia desnuda solo lleva un tejido que cubre las manos y los antebrazos de sus extremidades superiores cruzadas y de las que hasta ahora se desconocía que es lo que ocultaban en su interior.

Científicos del German Mummy Project, especializados en el análisis de cuerpos momificados, han procedido ahora a un análisis exhaustivo del cuerpo momificado con la ayuda de un moderno aparato de tomografía computerizada (CT), revela hoy el rotativo “Bild”.

Los estudios realizados en la Clínica Universitaria de Mannheim, al sur de Alemania, ha revelado que la momia “sostiene en sus manos dos dientes de leche, quizás de sus hijos o nietos”, señala en declaraciones al diario el doctor Wilfried Rosendahl.

La imagen tomografiada que acompaña la noticia permite ver como cada mano sostiene un diente de leche y que ambas se encuentran cruzadas, cubiertas y envueltas por el único resto textil que lleva la momia.

“La momia ha sido sometida a una exposición de rayos X con el CT y las imágenes procesadas con un nuevo método analítico antes de ser impresas con una moderna impresora en tres dimensiones”, precisa el especialista alemán.

Este subraya finalmente que se trata de la primera vez que se descubre una momia a la que se habían colocado dientes de leche como parte de un ajuar funerario u ofrenda votiva.

image_pdfimage_print

Deja un comentario