Chan Chan

Historia

Chan Chan se ubica en el valle de Moche, frente al mar, a mitad de camino entre el balneario de Huanchaco y la ciudad de Trujillo, capital del departamento de La Libertad en la costa norte del Perú El sitio arqueológico cubre un área aproximada de 20 kilómetros cuadrados. La zona central esta formada por un conjunto de 10 recintos amurallados (llamados “ciudadelas”) y otras pirámides solitarias. Este conjunto central, cubre un área de 6 kilómetros cuadrados, aproximadamente. El resto, está formado por una multitud de pequeñas estructuras mal conservadas, veredas, canales, murallas y cementerios.

Desde fines del intermedio temprano (600 d.C.), y comienzos del horizonte medio (700 d.C.) -fase Moche V- en la costa norte del Perú, surgen nuevos modelos de ciudades, donde la estructura principal no será únicamente una pirámide ceremonial, sino una gran cantidad de cuartos y edificios cercados por grandes muros (“canchones”), que acompañan a ésta como la parte más importante del asentamiento. Un ejemplo de esto lo tenemos en las urbes Moche V de Pampa Grande, en el cercano valle de Lambayeque y Galindo, en el mismo valle de Moche. Lejos de las diferencias formales, en ambos, se pueden notar la importancia que tienen los grandes recintos amurallados, que albergan edificios dedicados a funciones administrativas, y por supuesto, ceremoniales. Otro ejemplo, lejano físicamente, pero contemporáneo, son las ciudades de Cajamarquilla y Pachacamac en la Costa Central (ambos, próximos a Lima).

Por su gran volumen y su antiguo prestigio de haber sido la capital de un importante y rico reino, Chan Chan ha estado presente en el interés de los viajeros e investigadores desde hace siglos. Sin embargo, hay que hacer notar que las menciones y referencias de este sitio en los documentos más antiguos, después de la conquista española, son escasos, o se refieren a él como una ruina. Es por eso que se postula, que tras la conquista Inca, Chan Chan (en un tiempo, rival del Cusco) fue saqueada y destruida (aproximadamente en el año 1470) y cuando llegó Pizarro (1532) esta ciudad era sólo un pálido reflejo de su viejo esplendor, habitado por pocas personas de escasa importancia política y económica.

Durante la época del virreinato (1532 – 1821) Chan Chan fue objeto de múltiples sequeos y destrucciones, pues existía la creencia que entre sus muros y pirámides estaba escondido un gran tesoro en piezas de oro y plata. Y aunque no hay datos oficiales que lo respalden, existe la leyenda de que varias fortunas se originaron de esa manera. Recién en el siglo XIX, con el renacer de las ciencias, esta ciudad fue estudiada con interés académico, viajeros como Rivero, Tschudi , Hutchinson, Middendorf y Bandelier la dibujaron, mapearon y describieron, preguntándose por su origen y cómo habría sido la vida las personas que poblaron Chan Chan. El siglo XX inaugura a la arqueología como ciencia, y los arqueólogos la hacen una de las principales fuentes de conocimiento del pasado peruano. Destacan las investigaciones de Bennet, Schaedel, Willey, Kosos, West, Mosley y Mackey.

Significado Cultural

El Complejo Arqueológico de Chan Chan, se deriva de los distintos tipos de valores históricos, estéticos, científicos y sociales que caracterizan al sitio en particular. Su importancia estriba en que es la referencia obligada para el diseño y el desarrollo de los programas de trabajo, para garantizar que toda acción que se ejecute en el Complejo tenga como fin último la conservación de los valores culturales de Chan Chan. La costa norte del Perú ha sido, durante más de diez mil años, el escenario de un proceso continuo y dinámico desarrollado por distintas sociedades. La evolución social en la época prehispánica devendría en el noveno siglo de nuestra era, en el surgimiento de una de las sociedades complejas más importantes del mundo andino, el Reino Chimor, que abarcó una vasta región, desde Tumbes al norte hasta Lima en el sur. Chan Chan, construido integramente en tierra, fue la capital política, administrativa y religiosa del Estado Chimor, y expresa el más alto grado de desarrollo urbano, económico y social alcanzado por las sociedades costeñas de su época. En él se reflejan, también los mecanismos de control de excedentes y un complejo sistema de información, intercambio y reciprocidad para articular diversos territorios y valles conquistados.

CHAN CHAN: CONJUNTOS AMURALLADOS

NOMINACIÓN VIGENTE 

ANTERIOR 

SIGNIFICADO 

CHAYHUAC AN
QUIXMIC AN
CHAYHUAC CASA DE CHAYHUAC
CASA ANTIGUA
CASA DEL INICIO
CHOL AN RIVERO CASA NUEVA
CASA DEL FINAL
UTZH AN GRAN CHIMU CASA GRANDE
TSUTS AN TELLO CASA PEQUEÑA
ÑING AN VELARDE CASA DEL MAR
ÑAIN AN BANDELIER CASA DE LAS AVES
FOCHIC AN SQUIER CASA DEL NORTE
XLLANGCHIC AN UHLE CASA DEL ESTE
CASA DEL AMANECER
FECHECH AN LABERINTO CASA DEL OESTE
CASA DEL ATARDECER
NIK AN TSCHUDI CASA DEL CENTRO

Conservación

Factores de Degrado.

Por el emplazamiento del Complejo Arqueológico Chan Chan, todas las estructuras se encuentran expuestas al impacto negativo de una serie de factores que, por necesidades de inteligibilidad, pueden ser organizados como externos einternos. Entre los factores externos se pueden diferenciar los de origen natural y los de causa antrópica. Entre los factores internos se cuentan aspectos como: calidad del material y factura de los elementos, cuya interacción en el tiempo deviene en factores negativos frente al monumento, y se manifiesta como deslizamiento de segmentos de muros, asentamiento y pandeo estructural, entre otros.

Los factores externos de causa natural o medio ambiental, son el principal factor de degradación del monumento. Se puede diferenciar entre constantes y ocasionales. Entre los de origen natural constante se cuentan: la acción del viento, con los daños colaterales a que va aparejado, tales como, la humectación de estructuras, la desestabilización y colapso de las mismas, la migración de sales; el crecimiento de vegetación que se asocia a la salinización del área, la modificación del entorno y la afectación directa en las estructuras. Entre los de origen natural ocasional se cuentan aspectos como: los de origen tectónico y  los asociados al fenómeno de El Niño. El ultimo forma parte de un complejo de carácter continental que afecta de manera cíclica a toda la costa norte del Perú. El impacto de la precipitación pluvial en las estructuras puede ser diferenciado en directo e indirecto. Elimpacto indirecto es mediatizado; se genera por el acumulamiento del agua, en superficie o en subsuelo (napa freática) .

En ambos casos se manifiesta en un conjunto de alteraciones colaterales, tales como erosión basal, humectación estructural, salinidad del área, etc. El impacto directo es inmediato; la precipitación pluvial en las estructuras del conjunto genera degradación severa debido a la naturaleza deleznable del barro, principal elemento constructivo en Chan Chan. La degradación de las estructuras se manifiesta como: presencia de profundas y amplias torrenteras por el discurrir del agua sobre paramentos; infiltraciones al interior de muros que generan empujes y fuerzas expansivas colaterales, posibilitando el desplome de amplias porciones de paramentos. Para entender el impacto de los factores externosde causa antrópica se debe tomar en cuenta la historia de Chan Chan, cuya ocupación se inicia hacia 850 DC. Luego de su abandono -que debió ser posterior a 1472, en que el Chimocapac se rindió ante la armada inca- se inicia el impacto del factor antrópico. Durante la ocupación Inca, muchos de sus espacios fueron invadidos y reutilizados en términos domésticos y agrícolas, por tal razón sus ambientes y muros fueron rotos y/o alterados. Durante la colonia, buena parte de sus recintos fueron sistemáticamente saqueados. En tal momento, dos de sus conjuntos (Ñain-an: ex Bandelier y Ñing-an: ex Velarde) fueron rotos por el desarrollo del llamado “camino de carretas”. En la época republicana otros conjuntos (Utzh-an: ex Gran Chimú, y Fochich-an: ex Squier) fueron alterado por el paso de la carretera que une Trujillo con Huanchaco.

Diagnósis del estado de conservación

La intervención de conservación en el Complejo arqueológico Chan Chan demandó una evaluación elemental de las afectaciones más severas en relación a los conjuntos amurallados,  desarrollada por un conjunto de especialistas en arqueología y conservación. La diagnosis fue definida en relación al elemento estructural (muros), superficies verticales (enlucidos, relieves) y superficies horizontales. La patología de los muros fue definidas como: vacíos, forados, erosión, colapso, precolapso, exposición, erosión basal, erosión en cabecera (severa, moderada), torrenteras. En enlucidos y relieves son: erosión, exfoliación, exposición, salinidad, chorreras, torrenteras, líquenes, grietas, orificios. En relación a superficies horizontales las afectaciones consisten en: presencia de vegetación, horadación, área cultivada, desechos sólidos

La Unidad Ejecutora desarrolló trabajos de limpieza de toda el área nuclear del Complejo arqueológico, posteriormente se ejecutaron acciones de emergencia en los conjuntos: Nik-an (ex Tschudi), Chol-an (ex Rivero), Ñing-an (ex Velarde), Ñain-an (ex Bandelier). En algunos conjuntos se desarrollaron acciones puntuales debido a la urgencia de su estado. Adicionalmente, se hicieron trabajos en Huachaque Grande.

Actividades de Conservación.

Luego de la diagnosis se llego a la programación de las siguientes acciones:
Consolidación de vacíos en enlucidos: Actividad referida a labores de readherencia de enlucidos que por “cansancio” del material original presentó vacíos al interior. En el caso de vacíos mayores, se aplicaran “cargas” de morteros fluidos. Las proporciones fueron  definidas mediante pruebas preliminares.
Consolidación de exfoliaciones: La diferencia térmica entre las horas del día y la noche, genera exfoliaciones (levantamientos a manera de escamas) en la superficie de los enlucidos y relieves de los muros expuestos. El tratamiento de conservación fue la readherencia y aplanado y de tal exfoliación.
Desalinización: La presencia de sales en los muros es activada por el transito del agua y las fluctuaciones en la temperatura. Ella se manifiesta como eflorescencia y subflorescencia. La tarea de desalinización se hizo necesaria, para evitar daños a los enlucidos.
Limpieza o eliminación de chorreras: El agua de origen pluvial, al discurrir por gravedad, transporta material arcilloso-arenoso que se deposita en los paramentos a manera de chorreras, lo cual altera la lectura de enlucidos y relieves. Ello hizo necesaria la eliminación de tales afectaciones.
Reestructuración de forados en muros: Alude a la reposición de adobe, en aquellos lugares en que los muros han perdido parte de su mampostería, originando zonas que podrían agravarse por la incidencia de lluvias o movimientos tectónicos.
Reestructuración de muros colapsados:Actividad referida a la reintegración formal de aquellos sectores de muros que por efectos de colapso exponían al monumento a daño mayor, en la medida que facilitaba el ingreso a personas que pudieran ejercer acciones de depredación.
Reestructuración de muros en precolapso:Alude a la intervención en aquellas secciones de muro que estaban en peligro de próximo colapso. En algunos casos fueron desmontados, para efectuar su reestructuración,
Resane de orificios, torrenteras y grietas: Las torrenteras, orificios y grietas son agentes de deterioro latente, por cuanto el potencial fluir del agua de origen pluvial a través de ellas tiende a acentuar su profundidad. Tal fue la razón que hace necesario la obturación y resane.
Cubrimiento de enlucidos  expuestos: Alude a la protección de superficies enlucidas expuestas, que por su particular ubicación podrían ser afectados por lluvias. Ello fue logrado mediante el levantamiento de un muro de adobe, paralelo a la superficie enlucida, cuyo espacio (aproximadamente 0.05 m.) fue ocupado por arena.
Calzadura de erosión basal: La erosión en la sección basal de los muros de Chan Chan, es un hecho común, debido al factor eólico y humectación por capilaridad, entre otros. La necesidad de evitar mayores daños nos obligo a calzar tales afecciones.
Tratamiento de cabeceras de muro: 
La mayor parte de la cumbrera de los muros, aparece salitrada, y muestra grietas y aberturas, lo cual facilita el ingreso del agua al interior de la estructura, que al ser humedecida provoca fuerzas colaterales que afectan a su estabilidad. Por el grado de afección y altura del muro, el tratamiento se realizó en dos niveles:
. Tratamiento de cabeceras se eliminó la costra salitrada, y se  aplico mortero estabilizado.
. Protección de cabeceras se elimino la costra salitrada, y se coloco material de sacrificio, consistente en dos o tres hiladas de adobes.
Cubrimiento de superficies horizontales horadadas: Las depresiones en el terreno cercano a estructuras, al ser receptáculo de agua de lluvia, se convierte en un agente destructivo a los muros. Ante ello se procedió a su cubrimiento, empleando para ello material terreo que no contenga sales.
Limpieza de vegetación: La proliferación de vegetación en la zona arqueológica, permite que ella se asocie con agua y salinidad, los cuales son elementos nocivos al monumento. Por tal razón es necesaria su limpieza. La erradicación del tocón o raíz también es necesaria, por cuanto su permanencia es motivo de crecimiento posterior

 

image_pdfimage_print

Deja un comentario