Carreteras cusqueñas en el olvido

Las carreteras que unen las provincias cusqueñas y las pistas que se encuentran dentro de la ciudad, muestran un gran deterioro, y hasta el momento no han sido intervenidas, a pesar de las necesidad que los pobladores tienen de contar con estas vías de acceso.

Es así que el presidente de la Cámara de Comercio y Turismo, José Altamirano, explicó que no se tiene que ir muy lejos para darse cuenta del estado grave en el que se encuentran muchas de estas autopistas, pero hasta el momento nadie se hace responsable de su intervención.

“Uno de los casos que en los últimos años se ha agravado es el de la vía de evitamiento de Ollantaytambo, que a pesar de tener la aprobación de su intervención hace más de 5 años, hasta la actualidad camiones de alto tonelaje siguen pasando cerca de uno de los principales centros arqueológicos de ese distrito, lo que a la larga podría generar graves daños en el patrimonio”, acotó.

En la mayoría de casos no se sabe exactamente si el Estado, los gobiernos regionales o los locales son los responsables de la fiscalización de estas carreteras, lo que dificulta el inicio de los trabajos.

“El arreglo de estas vías debe resolverse a través de normas y la conformación de comisiones que concentren su trabajo en temas concretos. Además, las entidades encargadas de estos trabajos, deben hacerse responsables por su labor”, refirió José Altamirano.

Cabe señalar que estos caminos son de importancia no solo para la población, sino también para los visitantes nacionales y extranjeros, que llegan para conocer tanto la ciudad del Cusco como los atractivos que se encuentran en provincias.

image_pdfimage_print