Camino a patrimonio de la humanidad

Camino Inca en el sector Pomata, Puno.Los comités nacionales del Programa Qhapaq Ñan de cada país vienen realizando una labor intensa para unificar criterios técnicos, así como formas de registro y manejo de la información, a fin de alcanzar el ansiado reconocimiento.

El Qhapaq Ñan – Camino Principal Andino, constituye el más grande proyecto político integrador de la región andina, compuesto por un complejo sistema de comunicación que articulaba todo el Tawantinsuyu en sus dimensiones sociales, culturales, administrativas y territoriales, asentándose sobre la base de una extensa red de caminos longitudinales y transversales, que permitían la conexión de la población con su entorno.

Esta inmensa red de caminos que supera los 23,000 Km. solo en nuestro territorio, es asociada a diversos sitios arqueológicos cuyas estructuras evidencian la conectividad y organización de los incas.

El Qhapaq Ñan vincula el pasado con el presente y continúa siendo patrimonio vivo, manteniendo su vigencia física y funcional. Asimismo, conecta territorios con características comunes y singulares que superan los límites administrativos tradicionales.

En la actualidad, esta red articula los territorios de seis países de la región andina: Argentina, Bolivia, Colombia, Chile, Ecuador y Perú, los que suscribieron en marzo de 2002, durante la Reunión del Patrimonio Mundial en Montevideo (Uruguay), y por iniciativa de la representación peruana, un acta de compromiso para promover acciones conjuntas a favor del Qhapaq Ñan.

Igualmente, en mayo del mismo año el gobierno peruano propuso inscribir al Qhapaq Ñan en la lista tentativa del Patrimonio Mundial, iniciativa que fue respaldada por los países mencionados.

El Instituto Nacional de Cultura (INC) ejecuta desde ese año el Programa Qhapaq Ñan, el cual desarrolla acciones de identificación, registro, investigación, conservación y puesta en valor de dicha red vial. Ello permite que hoy podamos entender mejor el enorme valor patrimonial de este bien y la importancia de promover su inscripción en la Lista del Patrimonio Mundial de la Unesco.

Desde el inicio del programa se han llevado a cabo una serie de reuniones técnicas para definir los lineamientos metodológicos para el registro del Qhapaq Ñan en los países miembros del proyecto. La Reunión de Expertos Técnicos del Proceso de Nominación del Qhapaq Ñan a la Lista del Patrimonio Mundial de la Unesco, realizada en noviembre de 2006 en Pasto (Colombia), fue una cita importante, en el que se acordó la selección de tramos posibles a ser nominados y su registro en materia arqueológica, etnográfica y ambiental-geológica. Para ello se elaboraron fichas de registro de información en campo, cuya estructura base fue tomada de la experiencia peruana.

Del gran camino de la sierra el Qhapaq Ñan se conecta al resto del territorio nacional.A partir de esa reunión, el INC, a través del Programa Qhapaq Ñan, constituyó un equipo técnico nacional conformado por profesionales de distintos ámbitos, en Cusco y Lima. Cada cual estaba integrado por dos arqueólogos, dos antropólogos, un geógrafo y un biólogo. Este equipo definió los tramos nacionales y binacionales que formarían parte del expediente de nominación, según criterios técnicos. Así, se definieron seis tramos en total, cuatro nacionales y dos binacionales. Estos tramos evidencian la conectividad del sistema vial inca en el territorio nacional, partiendo de Cusco, a lo largo del gran camino de la sierra, hacia el resto del territorio nacional.

Inmediatamente se procedió al registro de los tramos seleccionados, tarea concluida en el Perú al 100%. La justificación integrada de cada tramo se realizó de acuerdo a criterios de excepcionalidad, singularidad y continuidad histórica.

De esta forma, el Programa Qhapaq Ñan de Perú ha cumplido con los compromisos asumidos en las reuniones internacionales, al culminar el registro de sus seis tramos, en todos sus componentes. Cabe destacar que en nuestro territorio se presenta más del 70% de evidencias físicas del camino.

La Declaratoria del Qhapaq Ñan como Patrimonio Mundial permitirá mostrar al mundo un bien con enormes valores culturales, que aún se mantiene vigente y que consolida una alternativa de desarrollo para todas las comunidades de su entorno.

image_pdfimage_print

Deja un comentario