Bolivia rectifica, no se opone a nominación de la Candelaria

Liubomir Fernández.

Puno.

El gobierno boliviano en la voz de su embajador ante la Unesco, Sergio Cáceres, admitió que la nominación de la fiesta de la Candelaria como Patrimonio Cultural e Inmaterial de la Humanidad, no afectará a su país.

En una entrevista de la revista boliviana La Razón, la cual fue replicada en diversas cadenas de noticias, Cáceres dijo: “Bolivia no se verá afectada en nada. No perderá ninguna danza. El Carnaval de Oruro no perderá su estatus de Obra Maestra del Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. Lo único que sucederá es que la fiesta de la Candelaria podrá portar el logo oficial de patrimonio inmaterial”.

Para el antropólogo puneño Juan Flores Cutipa, la posición del diplomático boliviano es la más sensata hasta el momento. “Ha dicho una gran verdad. La nominación no reconoce origen. En el caso de Puno, se ha dicho hasta el cansancio que la postulación está basada en el significado que tiene la fiesta para el puneño”.

El diplomático además refirió que Bolivia “como país, no debería hacer nada, puesto que no hay nada que ponga en riesgo el patrimonio nacional”.

En Puno, diversos organismos culturales aplaudieron la posición de Cáceres y se mostraron positivos.

Para Edwin Nahuincha, promotor del folclore puneño y dueño de bordados “Sajra Moreno”, el tema en el plano político y diplomático está zanjado.

“Ahora nos queda organizarnos para lo que será la fecha de la nominación, a fines de noviembre”, precisó el empresario de la región altiplánica. ß

  • Región Sur

Ver en Web

image_pdfimage_print