Atentan contra piedra de los 12 ángulos con aerosol

Silvia Zambrano.
Cusco.
La emblemática piedra de los 12 ángulos, ubicada en la calle Hathunrumiyoq – Cusco, sufrió un nuevo atentado la madrugada de ayer. Eran las 3.45 horas cuando un inescrupuloso sujeto le pintó las iniciales “JHR” con un aerosol de color marrón, después de salir de una discoteca en estado de ebriedad.
Según confirmó el jefe de la División Policial de Turismo, Juvenal Zereceda, fue un efectivo policial quien se percató del vejamen mientras realizaba un patrullaje de rutina.
“Coincidentemente, esta última semana, un grupo de desadaptados vino realizando pintas en diferentes muros incas y coloniales del Centro Histórico. Entre ellos están la calle Abracitos, el templo de Santo Domingo y la plaza San Cristóbal”, indicó el jefe de Poltur.
Detalló además que los autores de los atentados son en su mayoría personas que salen de las discotecas a altas horas de la noche y en estado de ebriedad.
Grabaron ilícito
En otro momento, Zereceda, quien se hizo presente en el lugar de la pinta, reveló que las cámaras de seguridad de la municipalidad provincial captaron el momento en que un sujeto se acercó a la piedra y rápidamente realizó el garabato.
“Ya tenemos el registro fílmico y la descripción del autor de las pintas. En las próximas horas se procederá con la detención del sujeto quien incurrió en el delito contra el patrimonio. Según ley, este tiene una pena de hasta cuatro años de cárcel”, aseveró el jefe policial.
Posteriormente llegó la representante del Ministerio Público, Gloria Escalante Aedo, quien constató el delito y abrió la investigación, para lo cual solicitó las grabaciones.
Tras ello, funcionarios de la Dirección Desconcentrada de Cultura procedieron a realizar la limpieza del muro. “La fiscalía realizará el acta de verificación para luego proceder con la limpieza del área sin dañar el elemento lítico. Con la caída de rayos solares los componentes químicos podrían causar un mayor daño”, indicó Ricardo Ruiz Caro, director de Cultura.
Para la limpieza de la piedra se aplicó repetidas veces un gel biodegradable y luego agua. “Cualquier resto inca con tantos años de antigüedad como esta piedra, siempre sufre daños en su composición y acelera su degradación”, enfatizó Julio Sierra, funcionario del Departamento Físico Químico de Cultura.

  • Región Sur

Ver en Web

image_pdfimage_print